Sobre el Régimen de estimación objetiva, Módulos.

A lo largo de este post queremos explicar la tributación mediante el régimen de estimación objetiva o módulos, explicaremos que actividades pueden deben tributar mediante este método, como y cuando podemos renunciar a él, como calculamos los pagos fraccionados etc

Antes de entrar en materia debemos decir que es un régimen de tributación simplificado, para los pequeños autónomos es una manera de llevar una gestión administrativa mucho mas sencilla, ya que antes de empezar su actividad sabrán la cantidad a liquidar anualmente, esta cantidad es fijada en base a unos baremos específicos para cada epígrafe del IAE.

Vamos a entrar en materia¡¡¡

¿Quién puede tributar en Módulos?

Todas las personas físicas que realicen cualquiera de las actividades que vienen recogidas en los Articulo 1 y 2 de la Orden Ministerial HFP/1159/2017, de 28 de noviembre, por la que se desarrollan para el año 2018 el método de estimación objetiva del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y el régimen especial simplificado del Impuesto sobre el Valor Añadido.

Pero, también existen ciertos límites que no podemos sobrepasar, si se da el caso en el año siguiente no podemos acogernos a la estimación objetiva o módulos.

Límites máximos

2018

2019

Volumen rendimientos íntegros en año anterior. General

250.000 €

150.000 €

Volumen rendimientos íntegros en año anterior. Actividades agrícolas, forestales y ganaderas

250.000 €

250.000 €

Facturación a empresas y profesionales

125.000 €

75.000 €

Volumen de compras (excluidas las inversiones)

250.000 €

150.000 €

Retención en facturas autónomos

1%

1%

Otros requisitos para poder mantener dicho régimen son:

  • No superar los límites establecidos para cada actividad en la orden ministerial.
  • No renunciar ni estar excluido del régimen simplificado del IVA o del especial de la agricultura.
  • No realizar otras actividades que tributen en estimación directa.

¿Cómo y cuándo podemos renunciar a este régimen?

Según como presentemos el alta en hacienda (Modelo 037 o 036) definirá el hecho de tributar en módulos o no.

Entonces bien, si una vez empezada nuestra actividad decidimos renunciar a la estimación objetiva tendremos que esperar al mes de diciembre para presentar dicha modificación mediante el modelo 036, también se acepta como renuncia implícita la presentación de las correspondientes declaraciones trimestrales del primer trimestre en fecha y forma.

La renuncia implicara la prohibición de volver a tributar en módulos durante los tres años siguientes.

Renunciar es recomendable cuando nuestros ingresos reales superen los ingresos que masca la administración para nuestra actividad.

¿Qué cantidad pagamos en módulos?

Para el cálculo del IRPF hacienda nos aporta unos parámetros objetivos o módulos para cada actividad, estos parámetros pueden ser:

  • Trabajadores empleados o titular de la actividad.
  • Metros cuadrados del local.
  • Potencia eléctrica contratada.
  • Mesas o metros de barra.
  • Etc

Al importe resultante de cada uno de los módulos se les aplicaran unos coeficientes de minoración por incentivos o por inversiones realizadas y unos índices correctores como pueden ser la población del municipio, la temporalidad de la actividad…

Como nota hay que decir, que se pueden deducir las amortizaciones del inmovilizado además de las deducciones por adquisición del gasóleo de la que disponen las actividades agrícolas y ganaderas.

En cuanto al IVA el calculo es similar hacienda nos aporta los módulos que debemos abonar para cada actividad y se tienen en cuenta parámetros similares.

¿Cómo se calculan los pagos fraccionados y cuándo se liquidan?

Los pagos fraccionados del IRPF serán un porcentaje del rendimiento según lo establecido para el módulo a 1 de enero. El porcentaje que se deberá aplicar depende de la situación del autónomo, Como norma general:

  • La retención será del 4%.
  • Será del 3% cuando sólo se tenga a una persona asalariada.
  • Será del 2% si no se cuentan con empleados.

En cuanto a los pagos fraccionados del IVA los porcentajes a adelantar vienen determinados para cada actividad, variando según cual desempeñemos.

¿Qué libros debo llevar?

Si bien no es obligatorio llevar un libro de ingresos y gastos si que es obligatorio conservar todas las facturas emitidas y recibidas, así como las imputaciones e los módulos correspondientes.

Solo en el caso de las actividades cuyo rendimiento neto viene determinado por su volumen de operaciones existe la obligación de llevar estos libros.

Como nota añadimos que en caso de deducirnos las amortizaciones debemos llevar el correspondiente libro registro de bienes.

 

¿Tienes un negocio y no tienes claro si te conviene tributar mediante estimación objetiva (Módulos) o en estimación directa? Contacta con nosotros y realizaremos un estudio fiscal personalizado para ti

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *